Fuente: OptimaGrid. Buenas Prácticas para el Ahorro de Energía en la Empresa

No cabe duda de que el ahorro de energía (consumo responsable) y el uso eficiente de las fuentes de energía resultan esenciales para el futuro de todos los habitantes del planeta.

Pero también, ahorrar energía en nuestra empresa nos va a proporcionar mejoras tanto económicas como ambientales, además de otros beneficios para la organización.

Beneficios del ahorro de energía y la eficiencia energética en la empresa.

AHORRO DE COSTES

el coste de la energía constituye uno de los factores de mayor peso dentro de los costes totales de los procesos productivos.

REDUCCIÓN DE LA DEPENDENCIA ENERGÉTICA EXTERIOR

El origen de la energía consumida actualmente proviene de combustibles fósiles extraídos en terceros países.

DISMINUCIÓN DE LAS EMISIONES DE CO2

El dióxido de carbono resultante de la combustión de combustibles fósiles es la principal fuente de emisiones de gases de efecto invernadero generadas por la actividad humana, por lo que una disminución en el consumo de energía y el cambio de combustibles fósiles por energías renovables favorece la disminución de emisiones de gases de efecto invernadero, contribuyendo así a la lucha contra el cambio climático.

MEJORA DE LA COMPETITIVIDAD

La reducción de la cantidad de energía consumida para la generación de productos y servicios finales obtenidos favorece la competitividad de la empresa.

POTENCIA LA INCORPORACIÓN DE LA INNOVACIÓN TECNOLÓGICA

La búsqueda de la eficiencia energética va ligada a la innovación.

MEJORA EN EL RENDIMIENTO DE LOS EQUIPOS

El aumento en el control y seguimiento de equipos y el incremento del mantenimiento favorece la mejora del rendimiento, lo que además de favorecer la reducción del consumo de energía, fomenta la mejora del proceso productivo.

PROMOCIÓN DE LA SOSTENIBILIDAD ECONÓMICA, EMPRESARIAL Y AMBIENTAL

Fomenta su imagen corporativa y contribuye a la integración de criterios de responsabilidad social empresarial.

NUEVA CULTURA DEL AHORRO EN LA EMPRESA

La implicación de todo el personal en el uso eficiente de la energía puede resultar un factor motivador y diferencial en nuestra